Otros dulces

Caprichos de Yema

Caprichos de Yema
Print Friendly

Ya sabéis que no me gusta tirar nada. Cuando preparo alguna receta y sobra algo, me pongo a pensar qué se puede hacer con ello. En el post de hoy, os traigo una forma fácil y sencilla de aprovechar las yemas que os sobran de preparar los macarons o, como en mi caso, de la tarta pavlova de la semana pasada.

Aunque la forma parezca la de un cakepop, ya os adelanté que el relleno era sorpresa y es que realmente son bolas de crema de yema cubiertas de chocolate. La receta es totalmente inventada por mí pero el resultado ha sido muy bueno y a todo el mundo le ha gustado!! Espero que a vosotros también!!

 Caprichos de Yema

Ingredientes

6 yemas de huevo talla M

50 Gr de azúcar normal

100 ML de agua

100 gr de azúcar glass.

100 gr de Chocolate negro 70 %

Preparación

La preparación es sencilla. Batimos ligeramente las yemas en un bol y las reservamos. En una cazuela, ponemos a hervir a fuego lento el agua con el azúcar hasta que alcance el punto de hilo. Recordad que para hacer esto, no se remueve la mezcla y debemos de dejar que alcance los 118 grados que podemos medir con un termómetro de azúcar. Si no disponéis de uno, hay un par de trucos que os pueden ayudar a comprobarlo.

El primero, consiste en tirar una gota del sirope en un vaso de agua fría, si se forma una especie de bolita que parece de goma, ya estaría.

El otro, es meter un trozo de papel de aluminio al que habremos dado la forma de una pequeña circunferencia. Si se forma una película en el interior, también significa que ya está preparado.

Añadimos las yemas batidas al caramelo anterior y dejamos que hierva un poco a fuego lento, hasta que veamos que cuaja y se forma una crema espesa. Lo retiramos del fuego, y lo dejamos enfriar hasta que esté tibio y se pueda tocar. Alcanzado este punto, le añadimos el azúcar glas y lo removemos todo hasta que esté bien incorporado y homogéneo.

Bien, ya tenemos el relleno de yema, ahora toca darle la forma deseada y cubrirlo de chocolate. Para ello, rellenaremos unos moldes de silicona con la mezcla. Puede ser de la forma que queramos, en mi caso he usado los de cakepop. Metemos el molde al congelador y dejamos que se congele completamente. No os preocupéis que no se llega a cristalizar ni endurecer del todo por el azúcar que lleva.

Una vez tengamos el relleno de crema congelado, ponemos al baño maría el chocolate para que se derrita. Una vez derretido, lo mantenemos caliente con el calor del agua pero dejamos que se enfríe de forma que al entrar en contacto con el relleno de crema congelado, enseguida se solidifique y no se deshagan. No debe estar hirviendo!!.

Sumergimos los trozos de relleno de crema congelado en el chocolate, lo sacamos y lo dejamos escurrir. Por último, lo colocamos sobre una lámina de silicona o papel de horno y dejamos que se seque completamente.

interior_yema

Y toca decorar!!! Esto como sabéis suelo dejarlo al gusto de cada uno, en mi caso, decidí montarlos tipo cakepop aprovechando que les di forma en el molde. Para ello, uní con un poco de chocolate dos partes del relleno de yema congelado, añadiendo el palito en medio antes de sumergirlo completamente en chocolate. Dejé que se enfriase y quedase unido, y lo sumergí completamente en chocolate. Una vez solidificado, les añadí un lacito de fondant y los pinté con pintura nácar color rosa.