Cupcakes, Muffins y magdalenas

Cupcakes de Baileys

Cupcakes de Bayles y Leche Condensada
Print Friendly

Bueno y por fin llegó el día. Después de mucho leer y mucho documentarme, por fin me he atrevido a dar el paso con la repostería creativa y he preparado mis primeros cupcakes!!!! En concreto estos cupcakes son de crema de Bayles y buttercream de leche condensada. La receta es mía, aunque me he basado en los principios básicos de todas las recetas de cup cakes que he visto por la red como las de Alma Obregón o las que vienen en el libro Boutique de Pastelería de Peggy Porschen que me acabo de comprar!!

Aviso que ya tengo en mente mi próxima receta de cupcake, esto es un vicio!!! Como podéis ver en la foto, salieron bastante bien, aunque la buttercream estaba un poco blanda para trabajar con ella. Si os pasa esto, recurrid al truco de Alma y antes de empezar a usarla, meterla 5 o 6 minutos en la nevera para que vuelva a coger algo de firmeza.

Si os gusta este post, no os olvidéis de visitar la web esta semana que tengo una pequeña sorpresa!!!! Empecemos con la receta!!

Cupcakes de Bayles y Leche Condensada

Ingredientes para la base (12 cupcakes o 24 mini cupcakes)

115 g de mantequilla

220 g de azúcar blanco

3 huevos

200 g de harina

1 cucharita y media de levadura (unos 7 u 8 gr)

120 ml de baileys

 

Ingredientes para la Buttercream

250 g de mantequilla a temperatura ambiente

325 g de icing sugar (en su defecto azúcar glass pero no queda igual)

3 cucharadas de leche condensada

 

Decoración (Opcional)

Colorante en gel

Purpurina comestible

Toppers o figuritas de azúcar comestible

Preparación

Lo primero de todo que debemos hacer es poner a calentar el horno a 180 C. Tarda entre 10 y 15 minutos en calentarse, pero nunca debemos meter la masa de los cupcakes al horno antes de estar a la temperatura marcada.

Antes de empezar a mezclar ingredientes, vamos a tamizar la harina junto con la levadura en un cuenco y lo reservamos.

Vamos a por la base

Ponemos en un bol grande la mantequilla con el azúcar y lo batimos hasta que esté bien mezclado, después vamos añadiendo y mezclando uno a uno los huevos. Cuando toda esa mezcla esté bien ligada y homogénea, incorporamos poco a poco la mitad de la mezcla de harina que tenemos ya tamizada y seguimos mezclándolo todo bien, por último, agregamos la crema de baileys, lo batimos de nuevo hasta que esté totalmente incorporada, y terminamos agregando la otra mitad de la harina que nos queda. Lo batimos todo hasta que quede homogéneo y bien mezclado.

En un molde para cupcakes ponemos las cápsulas que necesitemos y las rellenamos hasta un poco más de la mitad sin llegar nunca a superar las tres cuartas partes. Si las llenamos mucho, nos subirán demasiado y tendremos que andar recortando. Lo metemos al horno a media altura y lo horneamos aproximadamente unos 20 min. Para saber si están hechos, basta con usar el truco de pincharlos con un palillo o aguja y ver que salen limpios. Eso sí, no abráis el horno nunca antes de que lleven 18 minutos, sino, es muy posible que se bajen.

Después, los dejamos enfriar dentro del molde 5 minutos, y luego en una rejilla o similar hasta que estén totalmente fríos. Si los usásemos calientes, se nos derretiría la buttercream o el fondant y no sirven.

Ahora vamos con la preparación de la buttercream.

El gran problema de esta crema es el calor, si hace mucho calor, se queda muy líquida y además como los cupcakes no se pueden guardar en el frigorífico, se va derritiendo y perdiendo la forma. Tenedlo en cuenta a la hora de poneros a preparar estos pastelitos.

En un bol mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el icing sugar. Yo lo hice a mano porque tengo buena mano pero lo normal es prepararlo con una batidora y el accesorio de varillas. No uséis cuchillas que no sirven para esto. Empezaríamos batiendo cinco minutos a velocidad muy baja para evitar que se levante polvo y luego cinco minutos a media velocidad. Por último, agregamos la leche condensada y batimos cinco minutos más.

Bien, aquí empezamos con el montaje y la decoración. A la buttercream le agregué un poco de Colorante Progel Amapola para darle el tono rosa chicle. Rellenamos una manga pastelera con la buttercream y le acoplamos una boquilla ancha de estrella, en mi caso fue la boquilla 1M de Wilton. Reservamos una pequeña porción de buttercream para poner una fina capa de base

Descorazonamos el cupcake usando un descorazonador de manzana y rellenamos con un poco de la buttercream, volvemos a poner el tapón de masa que hemos sacado con el descorazonador y damos por encima del cupcake una fina capa de buttercream con una paleta. Por último, Ponemos la espiral de buttercream con la manga pastelera. El truco es empezar desde el centro haciendo un caracol e ir subiendo.

A Decorar!!!

Para la decoración, apliqué un poco de polvo de Purpurina azul Rainbow Dust y unos toppers de azúcar, pero esto ya es a gusto del consumidor jejeje.

En fin, espero que os guste el resultado. En casa ya no queda ninguno así que habrá que ir pensando qué preparar esta semana.