Cajón desastre

Entrevista Digital a Sonia Martin. A Qué Saben las Nubes Photography

Entrista Digital A Qué Saben las Nubes Photography
Print Friendly

Entrevista Digital a Sonia Martin. A Qué Saben las Nubes Photography

Empezamos la semana con un post muy especial y que cierra la temporada! Los que seguís el blog desde sus inicios, habréis notado que ha cambiado drásticamente desde sus orígenes. ICAKE4U comenzó como un proyecto de fin de curso y ha terminado siendo mi gran proyecto personal al que dedico todo mi tiempo.

La persona que os presento hoy puedo decir que ha sido, seguramente sin saberlo, una de las personas más influyentes directamente en dicho cambio. Se trata de la gran Sonia Martin, autora del blog “A qué saben las nubes” Photography. Y a la que debo en gran medida la evolución que he dado y sigo dando en fotografía gastronómica. Algo tan importante en un blog como el mío.

A que saben las nubes photography

Todo empezó ya hace unos años. Si os vais a ver las primeras recetas que publiqué,  las fotografías eran un desastre… todas pequeñas y tal cual ponía el plato encima de la mesa que tenía por aquel entonces en el comedor.

Conforme fui conociendo a más bloggers y foodies, vi todo el alcance que tenía el maravilloso mundo de las webs gastronómicas y ahí  fue donde me enganché. Desde hace mucho tiempo, una de mis grandes pasiones ha sido la fotografía, principalmente de tipo macro o paisajista, a la cual se ha sumado la fotografía gastronómica y life style. Reconozco que nunca me ha gustado la fotografía de personas o callejera.. .evito incluso que salga gente en mis fotos…. No me preguntéis porqué ya que no lo sé!

Al descubrir todo el mundo de la fotografía gastronómica y el auge que estaba sufriendo, enseguida me enganché y empecé a investigar cómo empezar en ese mundo y mejorar. Como todo, empiezas sin saber, buscando información por todas partes, y experimentando mucho!

En una de esas búsquedas llegué, no recuerdo ni como, a la web A Qué Saben las Nubes Photography y aquello fue una aparición! Encontré muchísimo contenido que me ayudó inmediatamente y un canal de youtube lleno de tutoriales de edición gastronómica gratuitos!!!

Enseguida empecé a poner en marcha todo lo que vi en su canal y a practicar. Esto hizo que mi fotografía mejorase mucho, la gente me lo empezó a comentar por las redes sociales y, quieras que no, esos progresos te motivan a seguir y tienen un refuerzo muy positivo.

Así que, cuando llegó el momento de tomarme más en serio la fotografía gastronómica y decidí asistir a algún curso, me apunté a los cursos online que Sonia imparte en su maravillosa web. Tenía en mente algunos otros pero me parecía que, después de todo lo que había conseguido con el contenido que Sonia publica gratuitamente en su web, lo mejor era continuar con ella! Y tengo que deciros que a fecha de hoy, creo que ha sido lo mejor que pude hacer.

Organización y edición culinaria copia

En sus cursos de fotografía gastronómica descubrí una gran profesional, con mucha experiencia a sus espaldas, enamorada de su profesión, accesible y amable, que lo cuenta todo desde un punto de vista cercano y sencillo y que siempre que he necesitado consejo o me he encontrado atascado, ha estado ahí para resolverme dudas, ayudarme e incluso orientarme, habiendo terminado ya hacía tiempo el curso al que me había apuntado! Creedme que esto no lo hace todo el mundo…. Y menos cuando eres uno más como soy yo!

Por supuesto para esta temporada yo ya me he apuntado al curso avanzado y el de edición que acaba de lanzar! Empezamos en Septiembre! Desde aquí quiero recomendaros a todos que echéis un vistazo a su web y a estos maravillosos cursos! Os dejo enlace a toda la información!!

 

Avanzado culinaria copia

He tenido la suerte de poderla pedir que me respondiese a unas preguntitas para poder dárosla a conocer a todos vosotros y agradecerle una vez más su trabajo y dedicación sin el que seguramente ICAKE4U no sería lo que es.  Os dejo con esta Entrevista Digital que tanta ilusión me ha hecho poder realizar!

Háblanos de tu proyecto, a qué saben las nubes? Cómo surge? De dónde viene su nombre?

Lo cierto es que es una historia algo larga, pero para resumirlo, y no aburrir, te diré que estudié la carrera de ciencias de la información, en la rama de publicidad, al mismo tiempo que completaba mi formación con estudios de fotografía y algo de diseño gráfico. Pero cuando la terminé, y me licencié, no la ejercí, sino que comencé a trabajar como tripulante de cabina de pasajeros en Iberia, donde pasé veintidós años.

Mientras trabajaba allí, creé el blog de cocina y viajes ¿A qué saben las nubes? (creo que hace ya unos diez años). Me chifla cocinar, y más aún, si cabe, viajar, así que el título hace referencia al contenido del blog por aquel entonces: la gastronomía de los distintos países que iba recorriendo en el ejercicio de mi trabajo. Además, era un guiño a la carrera que había estudiado (¿Recordáis aquel anuncio de productos femeninos que se hizo tan famoso hace unos años?). Lo pasaba genial con ese blog, pero un día me di cuenta de que en realidad, lo que estaba haciendo es cocinar aquello que quería fotografiar, y no al contrario. Me pasaba los días pensando que podía preparar para poder realizar una determinada fotografía. Así que lo tuve claro, y decidí cambiar la temática del blog, dedicándolo a la fotografía ¡Y es ahí cuando descubrí mi verdadera pasión! La fotografía culinaria y la edición.

Añadí la palabra “photography” al título del blog, y me obsesioné tanto con lo que hacía, que dedicaba todo el tiempo que pasaba en los hoteles a estudiar todavía más fotografía, Photoshop y Lightroom. Aunque nunca abandoné la fotografía desde que terminé mis estudios, con la fotografía culinaria descubrí a lo que quería dedicarme con todas mis fuerzas. Mientras mis compañeros estaban en las piscinas del Caribe tomando cerveza helada, yo me pasaba las horas metida en las habitaciones de los múltiples hoteles que recorría con mi ordenador, mi cámara y Photoshop ¡El paraíso en la tierra, te lo aseguro! Mi blog se dedica desde entonces a intentar ayudar a todo aquel que comparta algo de esa misma pasión, y a transmitir un poquito  de conocimiento de la manera en la que a mí me gustaría encontrarlo ¡Con sencillez y claridad!

Finalmente dejé un trabajo seguro con un buen sueldo (aunque no tanto como cuentan los periódicos ¡Ni mucho menos!) y me dediqué por completo a la fotografía culinaria y a los cursos online y presenciales que imparto.

Desde entonces mi vida ha cambiado. Me hace tan feliz, que sé que por muchas dificultades que puedan venir, nunca lo dejaré.

Cookies voladoras

La fotografía gastronómica está en continuo auge gracias a las redes sociales, principalmente a Instagram. Qué consejos darías a alguien que quiere empezar un perfil de fotografía gastronómica y style life?

Mi primer consejo sería que intentase siempre expresar su visión y tuviese su propia voz fotográfica. No todos tenemos la misma relación con la comida, y no todos hemos vivido las mismas experiencias con respecto a ella o en nuestra vida en general.

Todos hemos tenido experiencias diferentes que nos forman como personas o en relación con la forma en la que sentimos que encontramos la belleza. Hay tanta gente ahora mismo que se dedica a este mundo, que merece la pena tener una personalidad propia. Las modas o las tendencias son muy divertidas, pero la visión personal y la manera de expresarse de cada uno de nosotros deberían diferenciarse del resto.

Mi segundo consejo es que en mayor o menor medida, se formase como más le guste: cursos online, presenciales, más o menos avanzados, más o menos complejos ¡Pero siempre aprender para avanzar! Y no es porque yo me dedique a enseñar, es porque no vamos a poder expresarnos como queremos si no sabemos cómo hacerlo. Algo tan sencillo como un precioso y suave fondo desenfocado no vamos a poder conseguirlo si no tenemos ni la más mínima idea de técnica fotográfica, por ejemplo…

Y mi tercer y último consejo: ¡Pasión y más pasión por la fotografía! La pasión te lleva a practicar, a estudiar, a trabajar sin descanso ¡No hay nada que te haga avanzar más!

Cómo te preparas para un nuevo shooting gastronómico?

Mi trabajo me apasiona. Hasta tal punto que prácticamente todo lo que hago en mi vida tiene como finalidad la fotografía ¡Hasta mis hijos mayores se dedican al mundo audiovisual!

 Me vuelve loca el arte, así que ir a museos y exposiciones es una de mis aficiones favoritas. Ver las obras de grandes maestros siempre es una inspiración y me motivan para seguir adelante. Además, sigo estudiando e investigando sobre fotografía y edición todos los días. Me fascina.

También me gusta mucho trastear con Pinterest, y guardar todo aquello que me llama la atención. Veo cientos de fotografías al día. Pero no me gusta tomarlas como referencia cuando voy a crear una imagen. Pienso que aunque para algunas personas puede ser bueno, a mí me frena desde el punto de vista creativo.

De esta manera, cuando me tengo que preparar para un nuevo trabajo, ya sea para un cliente o para mis cursos o blog, en cierta medida ya estoy preparada en el plano general. En cuanto a temas más específicos, y sobre todo para un cliente, prefiero hacerle todas las preguntas necesarias sobre lo que busca, y lo que quiere conseguir. No suelo preparar moodboards (tablones de inspiración). Prefiero pasar un día entero concentrada en crear una imagen mental de lo que persigo, hasta que algo me convence y me pongo a trabajar.

Pan y queso

Cuáles son tus grandes aliados? Esos que no te pueden faltar en tu equipo

¡Seguro que tú ya lo sabes de sobra! Mi querido, amado y adorado trípode. El trípode y la plastilina, para que todo esté en su sitio.

Cuál es el estilo de fotografía que más te gusta hacer? Varía mucho la técnica con otros estilos?

La fotografía culinaria que más me gusta es una fotografía sencilla, limpia, centrada en el plato o alimento y que concede la máxima importancia a la luz y el color ¡Me muero por una fotografía con colores bonitos y bien coordinados!

Pero por supuesto, y como soy muy inquieta, me encanta experimentar con otros estilos, o con las modas del momento. Ahora mismo, quiero centrarme en un tipo de fotografía diferente, con algo de montaje y fantasía. He hecho algunas fotografías hasta ahora de este tipo, como la fotografía del splash de leche con tazas voladoras ¡Y es tremendamente divertido!

Todo lo que quieras conseguir en cuanto a estilos diferentes, se basa en el estudio y manejo de la luz y en la composición. Si trabajas duro, puedes crear lo que buscas, sea del estilo que sea.

Splash de leche

Cuál ha sido el trabajo más complicado que te han pedido y por qué?

No lo vas a creer, pero lo más complicado que he hecho, es fotografía de productos electrónicos. Complicado por aburrido, la verdad… Uno intenta trabajar con la luz para buscar la belleza del producto, pero realmente, prefiero crear imágenes de protagonistas más atractivos, como una preciosa tarta.

Cada vez las cámaras de los móviles son mejores. Crees que se pueden hacer buenas fotos con el móvil? Con cuál te quedas? Sirven para todo tipo de fotografía?

¡Por supuesto que se pueden hacer buenas fotos con el móvil! Si nos centramos en la composición, los colores y la belleza de lo sencillo, podemos conseguir preciosas imágenes, culinarias o no.

Pero tengo que confesarte que particularmente no hago ni una sola foto con mi móvil ¡Ni con ningún otro! ¡Me frustra terriblemente! Además, con mi presbicia galopante ¡No hay quien vea nada en esa pantalla!

Hemos visto que en breve tendrás un curso de Autorretrato en tu web. Algo muy distinto a lo que nos tienes acostumbrados. Qué podemos esperar de él?

El nuevo curso de autorretrato lo impartirá una fotógrafa maravillosa que se llama María Chorro. María es fantástica. Siente una gran pasión por buscar la expresión de uno mismo a través de la fotografía de autorretrato. Como ella misma dice, además de la técnica, aprenderemos a desarrollar nuestra creatividad para transmitir a los demás, aquello que queramos.

Todavía no puedo dar mucha información porque es una sorpresa, pero te aseguro que cuando la gente vea la belleza de sus fotos, querrá hacer el curso.

Cuando recibí su programa, me pareció que encajaba perfectamente en los cursos del blog. Es simpática a rabiar, con muchísimo estilo, y con unas ganas tremendas de enseñar todo lo que sabe. Te aseguro que no trabajaría con nadie que no fuese además de buen profesional, buena persona ¡Y María lo es!

Además, vienen otras novedades en cursos: el curso de iniciación al video o el de edición de fotografía de niños y bebés, y una sorpresa que me hace muchísima ilusión, aunque no tenga que ver con los cursos, aunque sí con la fotografía ¡Una tienda de complementos para fotografía culinaria!

Eucalipto y llave

Tienes algún libro de cabecera?

¡Un montón! ¡Y no solamente de fotografía! Pero te confieso que el libro que “vive” en estos momentos en mi mesilla de noche es la obra completa de las tiras de Mafalda. Cuando era pequeña tenía todos los libritos, y de tanto usarlos y leerlos, terminaron perdiendo hojas y rotos. Hace un par de años, mi hijo mayor, me regaló un libro recopilatorio de todas las tiras. Fue uno de los detalles más bonitos de mi vida. Me encanta Mafalda, pero duerme a mi lado porque me lo regaló mi hijo pensando en mí.

Y en cuanto a fotografía, cualquier libro de Michael Freeman es una joya. Me encantan también los libros de David DuChemin, Scott Kelby, y por supuesto, del gran genio Joe McNally.

 

Dinos cinco trucos para alguien que se esté iniciando.

Practicar

Practicar

Practicar

Practicar

Practicar

¡En serio! La práctica sería el primerísimo y más importante. No hay manera de avanzar si no es con la práctica.

El segundo, la formación. Como te contaba antes, difícilmente vamos a poder expresarnos si no sabemos como hacerlo. Es como quien quiere contarle a su novia o novio chino, que no habla nada de español, como se siente ¡Si no sabemos hablar chino va a ser imposible! Y que conste que la fotografía es mucho más fácil que el chino…

El tercero, la autoimposición de retos. Siempre buscar el más difícil todavía. Sin retos, no se avanza. Cada vez más lejos, cada vez mejor. Y cuando las cosas no salen bien, no olvidar que se aprende más de las equivocaciones que de los aciertos.

Tarta de fresones

El cuarto, obsesionarse con la luz. Su intensidad, su calidad, su dirección, qué sombras produce, cómo son esas sombras… y para ello no hace falta hacer fotografía. Basta con estudiarla en el día a día. Pasar un ratito viendo como entra la luz del atardecer por la ventana, como incide en aquello que encuentra a su paso, y las sombras que crea, es un ejercicio casi imprescindible.

Y el quinto y último ¡Pasarlo bien! ¡Disfrutar haciendo fotografía! Poner música, bailar un poco mientras se prepara el set, reírse cuando todo sale mal (aunque sinceramente yo suelo enfadarme con el mundo, aunque me dura poco), y celebrarlo por todo lo alto cuando sale bien. Cuando veo en la pantalla del ordenador que una foto es como yo quería que fuera, suelo bailar el baile de la mayonesa por toda la casa…