Cajón desastre

paris je t’aime

Print Friendly

Desde sus magníficas avenidas hasta sus calles más pequeñas, París no sólo es la ciudad del amor sino también la ciudad del dulce, algo que he podido comprobar recientemente.

img_0114

Después de pasar unos días paseando por sus calles, puedo deciros que aquello es increíble, París no sólo está llena de grandes monumentos que admirar sino también de muchísimas pastelerías, todas ellas estupendas. En cualquiera de sus calles podemos encontrarnos cada pocos metros con alguna pequeña tienda con una gran variedad de pasteles y dulces que nos pueden alegrar el día. Os aseguro que poder sentarse a los pies de la torre Eiffel o a las puertas de Notre Dame con una bolsa de macarons o con algún pastelito recién conprado, no tiene precio.

 screenhunter_05-oct-03-21-08

Aunque son unas pocas las que tienen la fama, tengo que decir que las demás no se quedan atrás.

img_0129

Durante estos días, he tenido la suerte de poder visitar tanto grandes pastelerías como Pierre Hermes, famosa por sus increíbles macarons, como Laduree cuyas tiendas guardan ese encanto de las antiguas pastelerías. Si tenéis pensado visitar París, no podéis dejar de pasaros por la tienda que tienen en los campos elíseos la cual también dispone de una pequeña cafetería donde podréis disfrutar de los dulces que elijáis acompañados de un buen chocolate y en un ambiente agradable.

 screenhunter_04-oct-03-21-05

De ambas casas encontraréis varias tiendas repartidas por todo París aunque os recomiendo visitar la tienda de Pierre Hermes cerca de la Ópera. Dudo que os resistáis a comprar algo!!! por cierto, para los más atrevidos, tienen disponible su libro de macarons en inglés.

 img_0250

Uno de los puntos principales por el que hay que pasar si se va a París, además de la Torre Eiffel,el arco del triunfo, y los campos elíseos, es por el barrio de Montmartre, donde, además del Moulin Rouge o el sacre quer, os recomiendo visitar la Maison Georges Larnicol. Allí, no sólo encontraréis los macarons que os acompañarán por todo el viaje, sino muchos otros dulces, y además, podréis ver una reproducción de chocolate de Notre Dame o de una de las Calaveras de Colón. Sus merengues de sabores o cubiertos de chocolate son muy baratos y no podrás comerte sólo uno!!

img_0064

Si os decidís por sus macarons, los de regaliz y los de rosa son los que más me gustaron.

screenhunter_03-oct-03-21-03

Por supuesto, os recomiendo pasar por el Palacio de Versalles y aprovechar para comeros algún crepe en sus jardines. Algo que no es fácil de olvidar. Aunque si tengo que elegir un dulce de entre todos los probados, me quedo con el macaron gigante relleno de nata y frambuesas.

screenhunter_06-oct-03-21-21