Otros dulces

Suero de Leche

Print Friendly

El post que os traigo hoy es un básico que es bueno tener a mano para poder preparar muchas de las recetas más conocidas.  Se trata del suero de leche aunque en la mayoría de los libros lo podréis encontrar como buttermilk. Si habéis leído la receta de la tarta Guinness de la semana pasada, es uno de los ingredientes esenciales.

Así que después de mucho investigar, me decidí a probar una receta que me dio muy buen resultado y me sirvió perfectamente. Espero que a vosotros también!!

suero

Para 150 ml de suero de leche necesitaremos 350 ml de leche entera y una cucharadita de vinagre blanco.

Los pasos para la preparación son muy sencillos. Mezclamos la leche con el vinagre y la ponemos a calentar a fuego muy lento. Antes de que empiece a hervir, lo retiramos del fuego, y lo dejamos que se vaya enfriando sin removerlo, hasta que se quede totalmente frío. Aproximadamente se tarda unos 20 minutos, dependiendo de la temperatura que tengáis en casa. Una vez que está a temperatura ambiente, ponemos un colador sobre un recipiente y ponemos encima un paño fino o un pañuelo de tela, y colamos el líquido. Se nos quedará arriba los grumos, que para aquellos que tengáis curiosidad, se trata de requesón, y el suero será el líquido que hemos colado. Os recomiendo que antes de usarlo, dejéis que repose unos diez minutos y lo coléis un par de veces más.

 

Y ya tenemos el suero listo para usarlo en nuestras recetas. Por cierto, si os sobra algo, se puede congelar perfectamente.